¿Cuánto cuesta dar una vuelta al mundo?

Esta pregunta me la han hecho miles de veces, antes de salir, durante el viaje y ahora que se acerca el final, seguro que me la harán a la vuelta. Así que me dije, mejor hago un post de blog y a lo mejor otra gente aprende gracias a ello. 

Cuánto cuesta depende de muchos factores, que vamos a ver a continuación:

El coste de irse de viaje

Si piensas que el único gasto que tendrás son los aviones o la comida en destino, estás equivocado. Antes que tomes el primer avión vas a tener que preparar tu vida a una larga ausencia y eso vale dinero:

¿Vives en casa en propiedad? Vas a tener que buscar inquilino

¿Tienes muebles? Mudanza y meterlos en un almacén

¿Tienes perro? ¿Quién lo va a cuidar en tu ausencia? 

¿Coches o moto? ¿Qué harás con ellos? 

Hay muchas preguntas que vas a tener que hacerte y un costo importante en cada una de ellas. Esta es una de las razones por las cuales irse a los veinte años es más barato y fácil que irse con dos niños. Este costo para nosotros fue alto, pero al no estar todo el mundo en la misma situación no lo incluiré en el cálculo. 

Cuidado, este gasto a la vuelta también existe. Vas a tener que volver a mudar tus muebles a tu casa. Tal vez buscar nuevo piso. Tal vez necesites volver a comprarte otro coche. ¿Buscar trabajo? Es imprescindible tener un colchón para la vuelta. Pero claro, depende de la situación de cada uno. 

Por otra parte, también está el coste de oportunidad de viajar. El dinero que dejas de recibir, el crecimiento laboral que se estanca por estar un año afuera…Es algo que cada persona deberá valorar. 

El confort que quieres:

Se puede viajar y dormir en plan albergue con habitación y baño compartido, en couchsurfing sin pagar o en hotel cinco estrellas. Tu presupuesto bajará o subirá en función del confort que desees. Creo que lo importante es saber el tipo de confort mínimo que deseas y utilizarlo en todo el viaje. Para nosotros, lo mínimo fue siempre que el lugar sea mínimamente limpio por las fotos o comentarios de clientes y que el baño sea privado, no compartido. Lo cual hace que solo podemos reservar en airbnb o hoteles pequeños. De media, hemos gastado menos de 10€ por persona y día con estos criterios. 

Hemos comido siempre en la calle, comida local. Siempre que nos ha sido posible hemos comprado en supermercados y cocinado. No solamente por una cuestión de presupuesto, pero es que comer afuera durante 12 meses cada día, realmente no es bueno. 

El itinerario

Para darte una idea, puedes vivir de lujo en malasia una semana entera y gastarte menos que durmiendo en un albergue de polinesia. Al hacer tu “itinerario de vuelta al mundo”, saber el coste de vida de cada país es imprescindible. A menor presupuesto, tendrás que evitar ciertos destinos (Australia, Nueva Zelanda, USA, Polinesia, Japón….). Lo bueno es que hay muchos países donde el euro da para mucho viaje. 

La dictadura del “ya que estamos aquí”

Estas cuatro palabras, “ya que estamos aquí”, son la principal razón de terminar por encima del presupuesto. Durante el tiempo de tu viaje, para nosotros de un año, estarás en lugares increíbles, lejos de tu casa y, sobre todo, lugares donde seguramente no vuelvas más. Así que, “ya que estamos aquí”, vas a querer ir a todos los lugares posibles, hacer todas las atracciones posibles y experimentar la mejor comida del lugar…ya que es lo que hacemos todos de vacaciones. Pero esto no son vacaciones, es un año de tu vida, es tu nueva rutina. 

“ya que estamos aquí” no puede funcionar. No lo puedes hacer todo ni puedes probar todo. Vas a tener que elegir si no quieres que tu presupuesto explote. 

En que se gasta el dinero en una vuelta al mundo:

  • Seguro médico: Hemos tomado Europ Assistance, con cobertura en todos los países del mundo (es más barato si no viajas a Estados Unidos). Total: 502€ por un año entero de viaje por persona en coverfy, la mejor app para pillar un seguro online. El problema que tiene es que tiene una franquicia de 60€ por accidente y solo tuvimos un problema: en Nueva Zelanda, a Liam le picaron terriblemente los mosquitos. Consulta y farmacia nos costó 81€. El seguro nos devolvió 21€…pero bueno, el seguro de salud mejor pagarlo y que no pase nada.
  • Visados: Tuvimos que pagar el ESTA en Estados Unidos (14 USD por cuatro) y sobre todo el visado a China (casi 300€ para los cuatro, más casi 200€ de traducción de un documento que no vi que se necesitaba hasta estar en la embajada). Así que 545€ en total para los cuatro, 136€ por cabeza. 
  • Transporte:
    • Decidimos no tomar un billete vuelta al mundo, para tener más flexibilidad y porque hemos tomado tantos aviones que sale más a cuenta tomarlos uno por uno en nuestro caso
    • Hemos viajado de todas las maneras posibles, siempre en clase económica
      • Noches de bus en Perú y Bolivia para ahorrar en alojamiento
      • Aviones locales y low cost. Intentando reservar con la máxima antelación cuando era posible y sabíamos las fechas en las que íbamos a estar en el lugar
      • Tren bala en China
      • Alquiler de coche en Argentina y Chile (8000km ☺) y también en Hawaii
      • Autocaravana en Nueva Zelanda y Australia (experiencia increíble). Este gasto lo pongo en transporte…pero hubiese podido ponerlo en alojamiento. 
      • En las ciudades caras tomamos el transporte público (Sydney, Shanghai…). En las ciudades baratas tomamos Uber o su equivalente local. 
    • Al hacer tantos viajes, el gasto se disparó y nos gastamos 6380€ cada uno. 
  • Alojamiento:
    • El alojamiento suele ser el coste principal de un viaje alrededor del mundo. Para nosotros no lo fue por la configuración del viaje
    • Hicimos doce intercambios de casa (cuando tú vas a casa de alguien y esa persona va a tu casa, sin intercambio monetario). Lo bueno es que lo utilizamos en los lugares caros. Los doce intercambios que hicimos fueron
      • Argentina
        • San Carlos de Bariloche
        • Buenos Aires
      • Chile
        • Isla de Pascua
      • Hawaii (Estados Unidos)
        • Kauai
        • Isla Grande de Hawaii, donde pasamos navidad y fin de año con nuestra familia
      • Polinesia Francesa
        • Moorea
      • Nueva Zelanda
        • Auckland y Whangamata (una casa, dos intercambios)
      • Australia
        • Tasmania
        • Perth – Western Australia
        • Mooloolaba – Sunshine Coast
        • Sydney
      • China
        • Shanghai
        • Pekin
    • Estos intercambios rebajaron fuertemente el coste de alojamiento. Por otra parte, durante 65 noches dormimos en un camping car, en Nueva Zelanda y Australia, así que solo pagamos alojamiento en lugares baratos (por ejemplo, en China evitar pagar alojamiento en Shanghai o Beijing es muy conveniente).
    • La dictadura del “ya que estamos aquí” hizo que hicimos dos gastos imprevistos en alojamiento. Nos hicimos una mini luna de miel en una isla de Polinesia con Janna mientras los niños estaban de campamento y, en el mes de mayo, en familia pillamos un buen hotel en las islas Perhentian, frente al mar. A pesar de estos dos gastos, mantuvimos nuestro objetivo de estar a menos de 10€ por persona y noche. 
    • En total, dormimos 162 noches en hoteles o airbnb, gastando 1603€ por persona
  • Comida
    • Hemos comido siempre comida local, en la calle. Esto aumento el presupuesto de imodium y otros antidiarreicos, pero disminuye tu presupuesto de comida. 
    • Janna y yo intentábamos salir de noche romántica cada dos semanas. Los niños nos pedían por favor que salgamos para tener un poco de tiempo libre sin nosotros. 
    • Íbamos a restaurantes de vez en cuando los cuatro. Pero tanto en intercambio como en camping car, desayunábamos, comíamos y cenamos en “casa”, comprando todo en supermercado. Pero claro, comprar leche en china vale más caro que desayunar fideos en la calle…así que se puede hasta llamar lujoso.
    • En total, hemos gastado 3900€ en comida por persona. Lo cual hace una media de 11.5€ por día y persona. 
  • Ocio (visitas, museos, parques, deporte…)
    • Este apartado suele ser el que más se dispara durante un viaje. Sobre todo, si viajas con niños. El día son 24h y habitualmente están ocupados con la escuela, el futbol, los amigos…aquí siguen habiendo 24h en los cuales hay que hacer algo. 
    • Hicimos algunas cosas fuera de presupuesto (ya que estamos aquí…), por ejemplo, tomar un avión para ver la gran barrera de coral, sacarse el PADI para poder bucear…
    • Visitando cada día, nuestro presupuesto en ocio se fue a 3865€ por persona ya que fuimos a lugares caros (Nueva Zelanda, Australia, Polinesia y China esencialmente).
  • Escuela: Pues sí, la educación no tiene precio, pero tiene un coste. La escuela online de los niños costo 2050€ para los dos. Janna hizo un master de entrenador personal, que costo 400€. Así que el total para los cuatro fue 2450€, 612€ por persona
  • Otros: son de tipo comunicación o compras. Para comunicar se necesita generalmente una tarjeta SIM local que instalar en tu teléfono. Compras hicimos muy pocas ya que si se hace muchas hay que cargarlas. En total gastamos 480€ por persona para todo el año. 

Haciendo la suma, el total sale a 17,748€ por persona para estar un año fuera. Se puede hacer más barato claro, dependiendo de destinos y actividades. 

Puede ser mucho dinero y además no incluye los costes de irse y volver (ver más arriba). A día de hoy, a un día de terminar la vuelta al mundo, lo considero la mejor inversión que he hecho en la vida. En otro post, pondré todos los beneficios de este viaje con mis hijos y mi mujer. 

Para terminar, algunos consejos para que tu vuelta al mundo te sea más barata:

  • Cuando puedas, planifica con tiempo: el transporte te sale más barato si lo planificas con tiempo. 
  • El ocio, siempre cómpralo en destino. Puedes comprarlo por internet, pero siempre en webs locales y en destino. Busca webs tipo groupon locales que te reducirán el coste. 
  • Regatea SIEMPRE. Pide descuento SIEMPRE. Porque sois familia, porque sois extranjeros, porque sois simpáticos, porque es baja temporada, porque…siempre hay razón para pagar menos. Una sonrisa ayuda mucho
  • Hazte pasar por local cada vez que puedas. Me han tomado por Argentino en Argentina, Chileno en Chile y residente en Australia y Nueva Zelanda. La realidad es que en los parques naturales argentinos, los autóctonos pagan la cuarta parte que los extranjeros, así que aprende a decir che pibe rápidamente. Lo mismo en casi cada país. 
  • Enseña la austeridad a tus hijos. A poder vivir y ser felices con pocas posesiones materiales. Te lo agradecerán y les será muy útil más tarde. 
  • Durante tu viaje, conocerás a mucha gente.  Muchos te darán consejos, otros te invitarán a su casa, a comer, a cenar, a dormir… A nosotros nos ha pasado en Argentina, Chile, Nueva Zelanda, Australia, China…Siempre di que sí. No solo por el dinero que te ahorras, sino también porque suelen ser los mejores momentos del viaje, cuando estas con gente del país y los empiezas a conocer de verdad. La gente es mejor de lo que pensamos y estos viajes ayudan a confirmarlo. 

Viajar en Camping Car por Nueva Zelanda

Aquí os pongo algunos trucos para viajar en camping car o autocaravana por Nueva Zelanda. Nosotros lo estamos haciendo ahora, hemos alquilado una autocaravana durante 28 días de Auckland hasta Christchurch, y ahora mismo estamos en la mitad exacta del viaje ya que estamos en el ferry de Wellington a Picton, de la isla del Norte a la Isla del Sur.

Cómo alquilar un camping car en nueva Zelanda:

Hemos mirado muchas páginas y no, no existe el chollazo o por lo menos no hemos sabido verlo. Lo cual es una lástima porque es muy caro. Este es un punto importante. Entre el alquiler, el seguro, la gasolina y los campings, viajar en camping car por Nueva Zelanda es más caro que alquilar un coche y dormir en airbnb o hoteles baratos.

Nosotros, tras mucho buscar, lo hemos hecho a través de Motorhome Republic. Tienen una web muy clara y concisa y comparan la gran mayoría de los proveedores de autocaravanas.

Cuidado con los gastos ocultos, al precio de partida hay que añadir:

  1. El seguro: son 50$ por día, unos 30€ al cambio. La verdad, estaba por no coger el seguro, pero si no lo tomas te cogen 5000€ como depósito de tu cuenta que te devuelven al final si no ha pasado nada y sobre todo le añaden 2% (y tu banco seguramente otro 2%). Y cuando te devuelven el dinero más o menos lo mismo. No es una simple autorización, es un cobro. Así que aparte de bloquearte la cuenta te cuesta unos 200€ de comisión bancaria.
  2. Las tasas, sobre todo, el  one-way fee para devolverlo en otra ciudad.
  3. La gasolina: Nuestro camping car gasta 13 litros cada 100km y ya llevamos 1600km en la isla del norte. Y nos queda el sur. Así que en la mitad del viaje hemos gastado más de 200 euros de gasolina

Dónde dormir en camping car en Nueva Zelanda

Todo depende del tipo de vehículo que alquilas. La principal diferencia es si es “self-contained” o no. Self-contained quiere decir que se duerme, ducha, come y vas al baño en el camping car y que este no pierde ningún “liquido” y todo se queda en él.

Si tu camping car es self contained, como el nuestro, entonces tienes varias opciones:

  1. Dormir en un camping del DOC (department of conservation). Hay de varios tipos, del ultra básico sin duchas con sólo lugar para aparcar y baño, al super camping con barbacoa y cocina (y duchita caliente!!). Nosotros no hemos dormido en ninguna ya que hay que reservar mucho tiempo antes.
  2. Dormir en un camping privado: Los hay también de todos los tipos, desde los que tienen las mejores instalaciones, que suelen ser los Top10 hasta los más básicos. Cuestan unos 25$ por persona y por noche y a día de hoy, todavía me cuesta entender la ventaja. Hemos dormido en dos campings y en ambas veces nos decepcionó ya que no entendemos el valor añadido. El real valor añadido que le veo es que el camping tiene barbacoa y viene bien para no tener que cocinar en el camping car.
  3. Dormir en la naturaleza. Es lo que vamos haciendo hasta ahora. En cada ciudad está claramente marcado dónde se puede dormir de forma legal y gratuita por internet. El problema es que esos espacios están siempre llenos. Así que hemos decidido que dónde nos gusta, aparcamos el camping car y dormimos. Nos pueden multar con 200$ por noche, pero la verdad, nunca ha venido nadie a decirnos nada J

Mantenimiento del camping car en Nueva Zelanda:

Esta parte es un poco la más pesada del viaje en autocaravana.

Como dormimos en la naturaleza, no hay duchas. Así que nos duchamos todos en el camping car. Para no gastar energía, nos duchamos con agua fría. Aun así, cada dos días hay que vaciar en las dump stations el agua gris y el agua negra y rellenar el agua.

En cambio, nuestro camping car tiene una autonomía eléctrica muy buena. En estos quince días solo lo hemos enchufado una vez a la red eléctrica. Y eso que en la agencia nos decían que tendríamos que dormir cada dos noches en un camping con electricidad para no tener problemas.

Las grandes ventajas de viajar en camping car en Nueva Zelanda:

  • A los chicos les gusta, tienen más espacio para jugar en las largas horas de viaje
  • Ofrece mucha flexibilidad a la hora de decidir dónde se va, dónde se duerme. Muchos días decidíamos dónde dormir justo cuando va cayendo el sol
  • Se puede preparar buenas comidas a pesar que todo el mundo nos decía que no.
  • No hay que hacer – Deshacer la maleta en cada parada
  • Si miras el tiempo en tu móvil, puedes orientar y cambiar tu viaje de manera a aprovechar al máximo el buen tiempo
  • Las distancias son grandes, pero siempre hay cosas bonitas que ver en Nueva Zelanda, así que rara vez haces más de 250km en un día.
  • Es una casa y para nosotros que viajamos desde hace cinco meses, viene bien tener una casa por más que una semana

Las grandes desventajas de viajar en camping car en Nueva Zelanda.

  • Es caro. Muy caro. ¿Pero ya lo he dicho no?
  • Los Neo-Zelandeses no son muy agradables cuando tienen un volante entre las manos. Y conducir una autocaravana por la izquierda no siempre es fácil…
  • Uno viaja muy lento. Cuando en google maps pone que vas a llegar en tres horas, mejor cuenta cuatro
  • La falta de intimidad cuando viajas en familia con dos niños. No doy detalles, pero todo el mundo entiende.
  • No hay que hacer ni deshacer maletas, pero la verdad es que siempre se está arreglando cosas y poniendo orden

Las dos aplicaciones que te pueden ayudar:

  • Campmate: fundamental para ver dónde está todo, desde campings a dump stations pasando por duchas públicas, lugares que ver…
  • Bookme: para contratar actividades con descuento. Es un tipo Groupon que ya hemos utilizado tres veces

Mucha suerte en vuestros viajes!

Itinerario de vuelta al mundo con niños

Ok. estamos decididos. Nos vamos en esta fecha. Como se empieza?

….

….

Pues eso. Se empieza con una pagina en blanco.

Como lo hicimos? Si fuéramos Janna y yo solo, pillaríamos un billete de avión de ida a alguna parte y después vamos viendo. Con niños hay que planificar un poco mas.

Lo primero fue sentarnos los cuatro y preguntarnos donde queremos ir y que queremos hacer. Lo bueno de tener un año entero es que realmente da para mucho. Y el mundo es grande. Muy grande. Ves rápidamente que un año no da para tanto…

Mael: quiero ir a Madagascar y ver lémures

Liam: quiero ir a Amazonas

Janna: quiero ir a Japón y Nueva Zelanda (eh, dijimos solo una!) y nadar con delfines

Pablo: Quiero isla de Pascua y China

Bueno, pues por lo visto hay que visitar cuatro continentes y hacer millones de kilómetros. Pero en esa primera idea se puede ver varias cosas:

1/ Japón esta en el hemisferio norte, el resto en el Sur. Por otra parte, Japón es muuuuuy caro…

2/ Madagascar esta muy mal comunicado para ir y para seguir el viaje. Ademas, África es carisma, tanto en transportes como alojamiento.

La idea después es juntar los puntos y ver otros lugares de interés entre los diferentes puntos.

Puntos a tener en cuenta para preparar el itinerario:

  • Cuantos países se puede ver? 

La respuesta es muy variable. Nosotros teníamos claro que no queríamos correr demasiado. Tenemos ademas la suerte de haber visto muchos países, así que la batalla no era el numero de países sino permanecer mas tiempo en cada uno para poder conocer mejor y salir de los circuitos turísticos

  • En que orden visitar los países?

En este caso, depende de varios factores.

  1. El tiempo que va a hacer en destino. Con una cosa muy clara, cuanto mas caliente el tiempo, menos cosas que llevar…
  2. Los eventos en destino:
    1. Tenemos una boda en Argentina a la que asistiremos, así que condiciona el itinerario. Tenemos otra a la que no podremos asistir…
    2. Nuestra familia nos puede venir a ver en navidad, así que tendríamos que estar en un lugar (y no movernos) en ese momento.
    3. La estacionalidad: por ejemplo en Puerto Madryn es temporada de ballenas hasta Noviembre. Marzo/Abril son los mejores meses para ver ciertas partes de Australia. El Monzón hace complicado los desplazamientos en Asia a partir de junio

Que vemos entonces? Que hay Asia (China, Japón) , Oceanía (Isla de Pascua, Nueva Zelanda) y América del Sur (Amazonas). Juntando las lineas, hemos decidido

  • ir unos 3-4 meses a Sudamérica: La idea al principio era empezar desde Colombia e ir bajando por el Pacifico hasta Santiago de Chile….pero vimos pronto que era demasiados kilómetros, poco tiempo y que deberíamos correr mucho. Ademas de la dificultad para moverse entre Colombia, Ecuador y Perú. Entonces decidimos empezar desde Lima y bajar hasta Santiago por Bolivia e Argentina, pasando por la famosa ruta 40.
  •  Estar unos 4 meses (o mas) cruzando el Océano Pacifico, visitando Hawaii, Isla de Pascua, Polinesia Francesa y sobre todo Nueva Zelanda y Australia. La realidad es que viajar a esos lugares es muy complejo, es caro y muy lejos. Así que queremos tomarnos mucho nuestro tiempo en esta zona
  • Visitar algunos puntos de Asia, sobre todo China. Aun queda mucho así que tenemos tiempo de preparar esta parte.

Al final, hemos pasado mucho tiempo en el itinerario, pero no hemos sido muy originales. Según la web tourdumondiste, estos tres continentes son de lejos los mas visitados por la gente que hace una vuelta al mundo. Cuanto mas oscuro el país, mas visitado durante la vuelta al mundo de las personas entrevistadas.

 

Porque hacer una vuelta al mundo, eh?

Si eres de los que solo con escuchar «vuelta al mundo», empieza a buscar vuelos, decidir destinos y soñar con aventuras este post es para ti.

Hace algunos años, una vuelta al mundo era algo irreal. No hablo de la época Julio Verne y su vuelta al mundo en 80 días. Hace poco, pensar en un viaje tan largo, en distancia como en tiempo era reservado a los ultra millonarios (y no solían hacerlo) o a los viajeros empedernidos (que habían pocos).

Que ha cambiado?

La logística: vuelos low cost, hostales por todas partes, educación a distancia mas simple, acceso a información vía internet mucho mas simple, comunicaciones fáciles.

La sociedad en si: Cada vez mas gente lo hace o hace (muy) largos viajes, cada vez mas blogs donde informarse, facilidad de tomar excedencia en trabajo, la gente ya no te mira como si fueras un loco que decide desescolarizar a sus hijos 🙂

Entonces, porque SI hacer una vuelta al mundo

Hay muchas razones que nos empujaron a tomar esta decisión:

Por nuestros hijos:

He leido dos libros sobre este tema ultimamente que han influido mucho en nuestra decision. Grit, de Angela Duckworth: El Grit en español seria algo parecido a resiliencia, la capacidad de pelear a pesar de los problemas para sacar tus proyectos adelante. Esa pasion, esa capacidad de perseverancia, tenemos la suerte de tenerla. Pero no se transmite geneticamente, ni se enseña. Solo se puede fomentar. El otro libro es The subtle art of not giving a fuck. podeis encontrar en este enlace un resumen muy simple del libro: la importancia de saber elegir lo que quieres transmitir, los valores que realmente importan, aprender a tomar responsabilidades y saber decir que no.

Liam y Mael no quieren hacer la vuelta al mundo. Para ellos, y es totalmente respetable, es mas importante estar con sus amigos, en su colegio de siempre…. Pero creemos que estar con nosotros les dará mas. Lo que vemos es que es difícil transmitir lo que quieres transmitir en el día a día. Los chicos se van a clase temprano y vuelven tarde, hay fútbol, trabajo…miles de cosas que hacen que es difícil tener siempre el tiempo para hacer lo que te gustaría hacer con ellos.

Para tener nuevos retos (y aprender en el camino):

Los chicos pasaran de curso? Podremos comunicarnos en china? Podremos subir a pie al Machu Picchu? Podremos intentar pasar un año sin perder un avión? Que tal conduciré un camping car? Podremos hacer deporte en la ruta? Los chicos se harán nuevos amigos por la ruta?

y sobre todo…. conseguiremos pasar un año los cuatro solos sin matarnos?

Para tener tiempo y desconectar:

Trabajar todo el día, ir al cole todo el día, extra escolares, reuniones, transportes, atascos…. La realidad es que el tiempo no es algo que nos sobre. Por otra parte, algo que mis hijos me dicen siempre es que estoy enganchado al móvil. Lo cual es muy cierto.

Creemos que durante este año nuestra visión del tiempo cambiara. Sin prisas, sin fechas cerradas o casi, sin obligaciones. Sin saber ni pensar en lo que espera en la vuelta.

La unica conexion sera cada dia la llamada cotidiana a mi hermana 🙂

Para descubrir mundo:

Hemos tenido la suerte de ver muchos lugares magníficos. Pero la verdad es que 3-4 semanas de vacaciones al año no son suficientes para ver todos los sitios que queremos conocer. Como puedes recorrer Nueva Zelanda en camping car si para ir alli ya se tarda 30h en avion? Polinesia Francesa esta tan lejos…

Hacer el itinerario aproximado del viaje fue muy difícil. Tuvimos que cortar muchos países que tenemos ganas de visitar pero que dejaremos para una próxima vuelta al mundo 🙂 Brasil y sus playas, Ecuador y las Galápagos, Colombia… Queríamos ir a Nueva Caledonia o Fiji. Filipinas en Asia. Hacer un safari en África…

La gran diferencia es que cuando se esta de vacaciones, tenemos poco tiempo y se intenta de hacer todo. Supongo que durante nuestro viaje de un año, veremos la cosa de otra manera. La batalla no es ver el numero mas importante de cosas posibles, pero mas de aprovechar los lugares, lo que nos gusta, la gente y sus costumbres….y no de querer ver lo máximo posible. A ver si conseguimos desconectar.

Para la pareja:

Las estadísticas dicen que solo el 9% de los que viajan en vuelta el mundo (que no son tantos) lo hacen en familia. Los que siguen juntos (la immensa mayoria) despues del viaje, vuelven mas fuertes, mas juntos que antes. Seguramente porque lo han pasado bien duro… Esta seccion se actualizara en un año 🙂

 

 

Hasta pronto Loulou!

Siempre nos han gustado los perros. Hemos tenido perros desde que llegamos a España, hace ya 6 años.

El primer perro que tuvimos fue Mila. La encontramos en un anuncio colgado en el correos de Olivella. Al ir a verla, ya nos encanto. Vino con nosotros y todo el tiempo que estuvo con nosotros, fue y fuimos felices con ella. Recibió mucho amor, pero dio mucho mas. Creo que lo mas impactante fue que Mila nos dio ganas de tener mas perros a nosotros y al resto de nuestra familia. Mi madre tuvo a Coke y mi hermana a Clyde, un labradorcito negro.

 

Tuvimos a Loulou en enero de 2015. Ella nació en Madrid de padres labradores preciosos. La fuimos a buscar en coche, lo recuerdo muy bien ya que tenia una contractura en el glúteo y nos teníamos que parar cada hora para estirar. Loulou, a pesar de ser un cachorrito, no necesitaba pararse, no tenia ningún problema en coche. Lo único que no soportaba del coche era subirse al maletero. Hasta que un día, durante nuestras vacaciones en Francia, en un castillo, Loulou se lo paso tan mal que tenia unas ganas locas de volver al coche. Desde ese día, no puso ningún reparo a subirse al maletero 🙂

Loulou siempre fue una princesa. No comía cualquier cosa, tenia que ser lo suyo (o lo nuestro). No hacia sus necesidades en cualquier parte, ella prefería nuestro jardín. No dormía en el suelo, no, Loulou dormía en altura (sofá, cama, silla o algo que le permita sentirse arriba de los simples mortales. Loulou roncaba y roncaba. Se estiraba y ocupaba SU espacio. Porque ese es el derecho de las princesas.

Loulou corría poco. Yo no soy un gran corredor, pero recuerdo que me la llevaba a correr y se distraía rápidamente. Se me cruzaba y me tiraba al suelo. O dábamos una vuelta y en cuanto veía que el coche estaba al lado, se quedaba. Yo la llamaba para que siga corriendo y ella me miraba en plan «para que voy a correr, si después volveremos aquí». Así que yo daba otra vuelta mientras ella se quedaba en la sombra con la lengua afuera.

 

Loulou era una perra de costumbres. Su desayuno lo tomaba temprano y rápido porque sabia que en cuanto desayunen los demás, también le tocaría compartirlo. Siempre se sentaba con Janna y terminaba lo que fuera que Janna estaba desayunando. Cuando Janna practicaba deporte, se quedaba al lado de ella estirando también. Sabia cuando le tocaba pasear y le gustaba hacer siempre los mismos paseos, oliendo los mismos lugares.

 

Loulou adoraba el agua. Se bañaba en la piscina cada día en invierno y mas aun en verano. Pero yo recuerdo sus baños en las calanques de marsella, con un agua fria fria. Y Loulou bañándose y disfrutando. Y toda la gente mirándola. Orgullo 🙂

Sobre todo, Loulou era una perra de paz y amor. Tenia una tranquilidad contagiosa. No se ponía nerviosa casi nunca, no ladraba. En nuestro viaje a Francia, un señor me dijo: «Si todos en la tierra fuéramos como tu perra, el mundo no iría como va». Y tenia razón. Dio amor a toda la familia, a su amigo Clyde tanto como a nosotros. Nunca necesito realmente la correa. Liam la paseaba solo, aun cuando Loulou pesaba mas que el. Los petardos nunca la asustaron, ni el ruido, ni la gente. Ella se quedaba feliz en su sofá o en su piscinita.

 

Loulou, gracias por estos 3 años de felicidad. Esperamos que estés en el paraíso de los perros, con comida y paseos infinitos. Y para copiar a mecano, quiero decirte que en la tierra hay una perra menos, pero en el cielo una estrella mas.

 

Si vosotros también la recordáis con cariño, no dudéis en dejar un comentario. Ella lo leerá con placer. En el paraíso de los perros hay wifi dicen.

Se puede ser fashion siendo mochilera/o?

Pablo trabaja en moda, pero fue votado directivo peor vestido 2014-2015 y 2016, así que este post lo escribirá Janna.

Viajar con mochila es muy cómodo. Puedes desplazarte mucho mas fácilmente que con una maleta, los niños cogen las mochilas sin rechistar pero, obviamente, cabe menos. Mucho menos. La idea es llevarse 4-5 días máximo de ropa, ya que lavar es muy fácil en todas partes.

Para los niños no supone ningún problema. Ellos viajan con la ropa de futbol (Barça o Argentina…), lo cual hace que todo el mundo los llame Messi o Neymar en todos los países donde vamos. Son super ligeros y se secan rápido. Para Pablo, la verdad le da un poco igual mientras sea cómodo y limpio.

Para las mujeres, resulta mas complejo. Tres semanas con los mismos 4 shorts y 4 camisetas…un desastre! Mi solución, pareos. Sirven para todos, como toalla, te protegen del sol, como cubre-todo para entrar en los templos… Los lleve de varios colores asi que puedes crear un nuevo look cada dia!

Ejemplos de looks con pareos

En Cambodia, las reglas vestuarias para entrar en un templo son mas estrictas que en Tailandia. Tienes que cubrirte toda. Las piernas, los hombros, la espalda y aguantar el calor sofocante que hace. Lo ideal es tener un vestido largo, amplio y ligero ya que aparte de todo hay muchas escaleras que subir…y encima un pareo para los hombros.

Lo mas curioso de todo es que tu vas por los templos tapada, y por todos los templos hay esculturas de mujeres bastante desnudas. Parece que las reglas eran diferentes en el siglo XII.. La prueba en la foto abajo

 

 

 

 

que poner en la maleta para viajes con niños

Para nosotros, el conflicto es fácil. Janna siempre quiere poner de todo «por si acaso», yo quiero poner «lo menos posible», por la misma razón.

Al final, todo depende del destino al que se viaja.

Nuestro próximo destino es Tailandia, asi que esta vez tengo suerte, se hara a mi manera. Y a pesar de esto, las maletas seran bastante gordas:

Lo esencial:

  • Para Tailandia, hemos elegido unas mochilas para todos. Ideal para poder transportarlas facilmente, sobre todo si no sabes donde vas…
  • Llevar poca ropa: para cada uno
    • 4 camisetas (lo ideal para niños, camisetas de futbol, no sudan con el calor, se lava facil, se reconoce imediatamente y el contacto con la gente del pais es rapidisimo 🙂
    • 2 shorts
    • zapatos de caminar y chanclas
    • 1-2 bañadores (janna lleva 3-4, pero eso es otra historia…)
    • para mi, me llevo un par de camisetas mas para deporte y zapatillas de correr, luego veremos si las uso 🙂
  • Llevar botiquin: Mi padre medico nos aconseja en el tema, pero hay muchos blogs que os aconsejaran (es algo extremo, nosotros no llevamos ni la mitad): ejemplo: http://www.viajeportailandia.com/tailandia/consejos/botiquinconsejos.htm

Despues esta lo importante:

  • camara de fotos: Hemos comprado una super zoom por recomendacion de mi primo Rafa, que es fotografo. Es una sony HSD 400 y funciona genial. Ya podreis ver las fotazas.
  • ordenador (para escribir el blog por ejemplo)
  • Libros de viajes
    • The martian para mi
    • Lo bonheur de Katie y un par de «le petit Nicolas» para los chicos
  • mp3 para los viajes para los niños

Y despues lo primordial….la tablet o las consolas se quedan en casa!