Viajar con niños a Ubud (Bali)

El viaje de Kuta a Ubud es corto en distancia, pero largo en tiempo. El tráfico es terrible y vas aún más lentamente si no tienes la costumbre de conducir por la izquierda…

Lo primero, llegar a nuestro alojamiento. Hemos alquilado una casa llamada Be Bali Stay.

Es un lugar precioso, un dúplex bien separado para padres y niños, sala de estar, piscina de tipo infinita y sobre todo unas vistas preciosas a los rice fields, las terrazas de plantaciones de arroz. Lo más importante, vivimos en casa de Madi y su familia, gente encantadora siempre dispuesta a ayudar. Al vivir en casa de Madi, también vivimos con sus vecinos, familia y comunidad. Nuestros chicos se hicieron amigos rápidamente, jugaron a futbol e hicieron una clase de ingles con los niños indonesios. Juegan muy bien al futbol los indonesios por cierto, porque nunca se han clasificado a un mundial es algo raro.

Ubud es una ciudad de contrastes. Por una parte, está el Ubud wellness, con spas cada 20 metros, masajes por todas partes y es capital mundial de comida vegana. Esta el Ubud capital artística de Bali, con sus galerías de cuadros que se venden en cada esquina del mercado, sus museos y sobre todo sur 5-6 espectáculos de danza cada noche.

Nosotros vimos dos: la primera noche en el Ubud Palace un espectáculo de Barong, danza tradicional balinesa. Muy bonito y a los niños les encanto ya que había un gorila y obviamente Mael fue la estrella del espectáculo con el gorila.

El segundo fue danza sin orquesta, toda la música la hicieron un coro de 100 hombres cantando y bailando. La estrella del espectáculo fue un hombre que bailo encima de cenizas de coco quemándose. No se cómo lo hizo pero al final sus pies estaban calcinados. Yo no lo hago ni borracho.

Por otra parte esta el Ubud complejo para el turista:

Trafico infernal, como en todo bali

Ciudad enorme. Nosotros estábamos a 7km del centro y aun se considera Ubud. Para ir al centro había que ir en coche y el problema del trafico resurgia

Ciudad invadida por los turistas: mismos problemas que en Barcelona, trafico, muchísima gente, precios cada vez mas altos para turistas y autóctonos, suciedad y aunque menos grave, en los mejores restaurantes o spas…hay que reservar.

Desde Ubud hicimos muchas actividades, como pasear por campos de arroz

Visitar templos

 

Ver el Volcan Batur y su lago

Comer el mejor helado de coco de la historia en el café Tukies

 

Jugar con monos

Hacer clase de cocina con Madi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *